Comida

Es muy importante para mantener a nuestro a animales de compañía que ingieran una dieta equilibrada que satisfaga sus necesidades energéticas y proporcione los nutrientes adecuados. Lo más sencillo es ofrecerles pienso. A la hora de elegir un pienso adecuado para nuestro perro debemos comprobar que el primer ingrediente sea carne de animal (pollo, pescado, ternera, etcétera) y que tenga la menor cantidad posible de cereales, especialmente maíz.

Lo más adecuado es dividir la comida en varias veces (dos o tres) y dárselo SIEMPRE a la misma hora. De esta forma evitamos que el perro esté hambriento y ansioso, lo que puede provocar que trabaje peor. Además, es muy recomendable guardar una porción de su comida para poder premiarle cuando esté trabajando bien, ¡que sepa lo que nos gusta que nos guíe tan bien!

Es conveniente tener cierto control sobre el peso del perro para evitar sobre peso, especialmente en los Labradores y Golden retriever. Un animal normal debe tener las costillas palpables (sin pasarse) y cintura.

Si necesitases hacer un cambio en la alimentación, debes hacer una transición de al menos una semana entre el pienso antiguo y el nuevo. No permitas que le den comida a tu perro y así evitarás distracciones y posibles intoxicaciones.

Imprime este contenido o compártelo en redes sociales (Facebook o Twitter).
Print this page
Print
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter