Cepillado

El cepillado es un cuidado muy importante para la salud del perro. Cumple distintas funciones dependiendo del tipo de pelo, que van desde evitar la formación de nudos, la higiene, ayudar a la distribución de las grasas naturales, masajear, ayudar a la circulación, controlar la infestación de parásitos externos y, si se hace bien, fortalecer la relación con el perro y ayuda a relajarse.

Además, cepillando diariamente a tu perro se eliminarán todos los restos de pelo muerto que, de otra manera, terminarían en las alfombras de nuestro propio domicilio, en nuestros centros de trabajo o en la tapicería del taxi. Y es interesante manipularle en busca de posibles lesiones, espigas, parásitos, etc. Es decir, es un buen momento para hacer una revisión completa. De esta manera el pelo siempre se mantendrá sano y bonito.

Para que el momento del cepillado sea adecuado debe ser una actividad relajada. Se puede aprovechar un rato al final del día para cepillarle lentamente. Si al perro no le gusta mucho esta manipulación, es recomendable hacérselo más fácil distrayéndolo con chuches (las recompensas que usemos habitualmente o su propio pienso). Si encontramos un nudo hay que deshacerlo con cuidado, ti tiramos fuerte se pueden producir hematomas bajo la piel y la próxima vez el perro no querrá ser cepillado. Intentemos ponérselo lo más fácil posible después de todo lo que trabajan por nosotros.

El tipo de cepillo que necesita cada perro puede variar dependiendo de su raza. Tanto los Labradores retriever, Golden retriever, Flat-coated retriever y Pastor alemán necesitan un cepillado diario con una carda suave y flexible. De esta forma se desenreda y eliminan cuerpos extraños del pelaje del perro sin arañar la piel. Para comprobar si nuestra carda es adecuada, la pasaremos con la misma intensidad que solemos hacerlo en el perro por el antebrazo, si te araña la piel no es una carda adecuada.

Ya que es un instrumento que vamos a necesitar usar a diario es recomendable que adquiramos uno de buena calidad.

En el caso del Labrador, al ser de pelo corto, usando únicamente la carda es suficiente. El Golden retriever, Flat-coated retriever y Pastor alemán también necesitarán un trabajo de deslanado (retirar el exceso de subpelo sin dañar el pelo primario) en verano y cuando muda.

Ninguna de estas razas necesita que se le corte el pelo.

 

Imprime este contenido o compártelo en redes sociales (Facebook o Twitter).
Print this pageShare on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un comentario