Definición

Golden retriever con arnés y actitud atenta

Un perro guía es un perro de asistencia adiestrado para guiar a personas ciegas o con deficiencia visual grave y ayudarlas en su actividad diaria. Es reconocido legalmente y tiene permitido el acceso con su usuario a todos los lugares que establece la ley.

Es importante reseñar que un perro guía no es un taxi al que le das la dirección de tu destino y te deja en la puerta. El trabajo para el que están adiestrados consiste en buscar cruces, puertas, escaleras, huecos de paso, bordillos, caminando en línea recta y evitando todos los obstáculos con los que la persona ciega pueda tropezar. En cualquier caso, moverse por la ciudad con la ayuda de uno de estos estupendos ejemplares reduce de forma significativa el número de decisiones que una persona ciega ha de tomar moviéndose con un bastón; ya que muchas de estas decisiones es el perro el que las toma, disminuyendo así el estrés que suponen los desplazamientos por la ciudad para quienes estamos privados del sentido de la vista.

No todas las personas ciegas pueden acceder al uso de un perro guía ya que para ello se requiere tener una buena orientación y movilidad, pues es el usuario quien ha de conocer los trayectos a recorrer, decidir el momento en el que cruzar una calle, etc. También es imprescindible contar con unas condiciones socioeconómicas y de salud, que le permitan mantener adecuadamente al perro. Es necesario darle una buena alimentación, cuidados veterinarios, higiénicos, cumplir con las obligaciones que la legislación establece al objeto de que los perros guía puedan acceder, deambular y permanecer en todos los lugares públicos y de uso público en compañía de su usuario.

Imprime este contenido o compártelo en redes sociales (Facebook o Twitter).
Print this page
Print
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter